Instalaciones eléctricas

Lo que debes saber

La seguridad de las instalaciones eléctricas se realiza mediante los dispositivos situados en el cuadro de distribución, situado a la entrada de la vivienda. Estos elementos son los siguientes: el ICPM (también llamado limitador), el interruptor diferencial, la toma de tierra y los interruptores magnetotérmicos (también llamados automáticos.). En las instalaciones realizadas recientemente también se encuentra el IGA y el protector de sobretensiones. Cada uno de estos aparatos tiene una función diferente y complementaria:

  • El ICPM (interruptor de control de potencia máxima) es el dispositivo que determina la potencia de contrato con la compañía y sirve también para cortar el suministro general a la instalación.
  • Los diferenciales protegen a las personas frente a posibles averías que se puedan ocasionar en la instalación (derivaciones a tierra, contactos accidentales, etc.)
  • Los interruptores magnetotérmicos protegen la instalación contra excesos de consumos en circuitos, cortocircuitos, etc. En instalaciones antiguas, esta función la realizan los fusibles (también llamados plomos.)
  • La toma de tierra deriva a la estructura de la casa las posibles corrientes que se producen en algunas averías.
  • El IGA (interruptor general automático) está en función de la potencia máxima para la cual está capacitada la derivación individual (tramo comprendido entre contador e ICPM). Es de valor igual o superior al ICPM.
  • El protector de sobretensiones es un dispositivo diseñado para proteger dispositivos eléctricos de picos de tensión ya que gestionan o administran la energía eléctrica de un dispositivo electrónico conectado a este. Un protector de sobretensión intenta regular el voltaje que se aplica a un dispositivo eléctrico bloqueando o enviando a tierra voltajes superiores a un umbral seguro.

Recomendaciones para uso y mantenimientos seguros

A continuación detallamos una serie de recomendaciones que es importante que conozcas para saber que un mantenimiento es seguro:

  • Abstente de manipular la instalación. Llama a un instalador en caso de avería.
  • Asegúrate de que no existe ninguna base de enchufe rota o deteriorada.
  • Periódicamente, pulsa el botón de prueba de tu diferencial.
  • No pases cables por zonas de otras instalaciones.
  • Si en tu instalación salta con frecuencia el interruptor de la electricidad (ICPM), es muy probable que tengas demasiados aparatos eléctricos conectados. Desconecta alguno, especialmente de gran consumo, como estufas, lavadora, horno, bomba de calor… Si no puedes prescindir del uso de estos aparatos, debes ampliar la potencia de su instalación. Consulta a un instalador habilitado o a la empresa suministradora para conocer los trámites.

Lo que tienes que hacer

Sigue los pasos que a continuación se detallan para una correcta instalación eléctrica:

  • La empresa instaladora habilitada en Baja Tensión es el única que puede manipular, reparar o realizar una instalación eléctrica.
  • Tu instalación tiene que estar certificada mediante un certificado de instalación eléctrica (boletín) firmado por una empresa instaladora, y cuando proceda, diligenciado por el Servicio Provincial de Industria o por un Organismo de Control.
  • Todo nuevo receptor que adquieras debe tener marcado el símbolo CE.
  • Si adquieres una vivienda, local o industria nueva o renuevas la instalación eléctrica, solicita y conserva el manual de la instalación.
  • Las instalaciones eléctricas deben pasar diversas revisiones periódicas. En particular, los locales de pública concurrencia y garajes, entre otros deben pasar revisiones periódicas en función de sus características.

Lo que nunca debes hacer

Lee atentamente las siguientes indicaciones que debes de tener en cuenta para nunca realizarlas.

  • Instalar un aparato de luz o enchufe cerca de una bañera, ducha, piscina, fuente…
  • Hacer ampliaciones con cable paralelo.
  • Cambiar un limitador, magnetotérmico o fusible por otro de más intensidad.
  • Puentear o anular el diferencial.
  • Cambiar lámparas o fusibles sin desconectar el limitador o el diferencial.