Asociación de Entidades del Sistema de la Seguridad Industrial de Aragón

¿En qué consiste la inspección periódica del ascensor?

inspecciones periodicas ascensores - en qué consisten

La inspección del ascensor es un paso ineludible para asegurar su correcto funcionamiento. Ésta debe hacerse conforme a los plazos, requisitos y procedimientos marcados en el Real Decreto 88/2013, cuyo objetivo es garantizar la seguridad y el buen funcionamiento de estos sistemas, tanto en comunidades de vecinos como en organismos y empresas.

Desde Aessia queremos que conozcas en qué consiste la inspección periódica del ascensor, un aspecto clave para la seguridad industrial en el caso de los ascensores instalados en edificios para uso industrial, en las viviendas de uso residencial y todo tipo de inmuebles.

¿Con qué frecuencia se debe realizar la inspección periódica del ascensor?

La frecuencia con la que deben realizarse las tareas de mantenimiento en los ascensores es cada 4 meses en las viviendas unifamiliares, y cada mes en el resto de tipos de viviendas.

En lo que respecta a las inspecciones periódicas de los ascensores, éstas deben llevarse a cabo en los siguientes pasos:

  • 2 años: en el caso de ascensores que se hayan instalado en inmuebles de uso industrial, así como también en lugares públicos como hospitales, centros comerciales y hoteles
  • 4 años: es el caso de las revisiones periódicas de ascensores privados, que se hayan instalado en un edificio de más de 4 plantas, o que tenga más de 20 viviendas
  • 6 años: todos los demás ascensores, no incluidos en los anteriores casos

Además, también deben llevarse a cabo inspecciones en caso de que se haya producido un accidente, o se haya realizado una reforma sustancial que afecte al ascensor.

En algunas comunidades autónomas, también se puede realizar una inspección extraordinaria en caso de que se cambie de empresa ascensorista, a menos que se haya realizado en el año anterior.

¿Quién es responsable de solicitar la inspección periódica del ascensor?

El responsable de solicitar las inspecciones periódicas es el propio propietario del ascensor, que en los edificios de viviendas será la propia comunidad de vecinos, algo que se suele hacer a través del administrador de fincas. No obstante, también puede ser solicitado por cualquier vecino si lo estima necesario.

¿En qué consiste la inspección periódica del ascensor? AESSIA. Asociación de Entidades del Sistema de la Seguridad Industrial de Aragón

Es responsabilidad del propietario que el ascensor pueda estar en buen estado para poder utilizarse y deberá para ello firmar un contrato con una empresa de mantenimiento e instalación de ascensores.

¿Quién es responsable de realizar la inspección periódica del ascensor?

Además de las tareas de mantenimiento, que pueden ser llevadas a cabo por una empresa de instalación y mantenimiento de ascensores, las inspecciones periódicas obligatorias (IPO) sólo pueden ser llevadas a cabo por un Organismo de Control habilitado (OC).

Este organismo debe encargarse de verificar que el ascensor funciona en las condiciones de seguridad adecuadas. Generalmente, a la inspección del ascensor acuden el inspector enviado por el OC y el representante de la empresa mantenedora.

¿Qué se revisa durante la inspección periódica del ascensor?

Durante el proceso de inspección de los ascensores, el inspector enviado por el Organismo de Control habilitado tendrá en cuenta los siguientes procesos:

  • Inspección de la sala de máquinas, hueco y cabina del ascensor
  • Comprobaciones para la prueba del límite de velocidad
  • Comprobación del estado de los cables y limitador de velocidad
  • Estado de las guías, apertura y cierre de puertas

¿Cuáles son las sanciones por no pasar la inspección periódica del ascensor?

Cuando se realiza una inspección, pueden darse tres resultados posibles:

  • Favorable: se ha aprobado la inspección. Se debe colocar una pegatina verde como favorable, en la cabina del ascensor. No obstante, si hubiera defectos leves deben ser subsanados para evitar problemas en el futuro, antes de la próxima inspección periódica.
  • Desfavorable con defectos graves: no se ha superado la inspección y hay defectos importantes que hay que subsanar en un plazo máximo de 6 meses. Se coloca una pegatina naranja. Si no se llevan a cabo dichas subsanaciones en el plazo indicado, el ascensor quedará fuera de servicio. Una vez se arreglen los fallos, la empresa ascensorista se lo notificará al OC para realizar una nueva revisión.
  • Desfavorable con errores muy graves: el ascensor queda precintado de forma inmediata hasta que se subsanen los errores que se han detectado. Se coloca una pegatina roja. Para que el ascensor pueda volver a estar operativo deberá notificarse al OC una vez que se revisen los errores, para que el organismo dé su aprobación.

El incumplimiento de las revisiones periódicas de ascensores puede implicar sanciones, así como numerosos riesgos en el ámbito civil y penal, en el caso de que los usuarios resulten perjudicados. No olvidéis que ya hablábamos largo y tendido de las inspecciones periódicas de baja tensión en comunidades de vecinos un tema que preocupa mucho en el cumplimineto de la normativa en Seguridad Industrial

AESSIA
¿Te ha resultado útil este artículo?
Ya has dado tu opinión antes

También te puede interesar

AESSIA: unión de Ingenieros, electricistas, fontaneros, empresas de ascensores y organismos de control, para fomentar en la sociedad la calidad y seguridad en hogares, locales e industrias de Aragón
aenor iso
IQNET Aessia Seguridad Instalaciones Industriales Aragón
Gobierno de Aragón