Preguntas frecuentes

La Seguridad Industrial tiene por objeto la prevención y limitación de riesgos, así como la protección contra accidentes y siniestros capaces de producir daños o perjuicios a las personas, flora, fauna, bienes o al medio ambiente, derivados de la actividad industrial o de la utilización, funcionamiento y mantenimiento de las instalaciones o equipos y de la producción, uso o consumo, almacenamiento o desecho de los productos industriales.

Tradicionalmente, se identifica la seguridad industrial con equipos situados en grandes instalaciones o industrias, pero en nuestra vida cotidiana, en el ámbito doméstico, utilizamos continuamente aparatos cuyo diseño, fabricación, instalación, mantenimiento y uso están regulados por reglamentos de seguridad industrial, sin olvidar que la seguridad de los mismos también dependen del uso que les demos.

Usuario:
Es responsable del uso correcto de las instalaciones o equipos, así como de que se realice el mantenimiento, revisiones periódicas y conservación tanto de la instalación o equipo como de la documentación.
Empresa Mantenedora habilitada:
Cumpliendo con los requisitos reglamentarios para ejercer la actividad realiza las operaciones de conservación, mantenimiento o reparación instalaciones o equipos.
Empresa Instaladora habilitada:
Cumplimento con los requisitos reglamentarios para ejercer la actividad, realiza la puesta en servicio de instalaciones o equipos.
Técnico titulado y colegiado, competente:
Realiza el correspondiente proyecto técnico o certificado de dirección de obra, si por las características técnicas de la instalación requieren de su intervención.
Organismos de Control:
Realizan las actividades de certificación, ensayo, inspección o auditoria y actúan como colaboradores de la administración verificando el cumplimiento de los reglamentos.
Administración:
Regula y supervisa las actuaciones de los agentes del sistema de la seguridad industrial.

Cualquier usuario que necesite la puesta en servicio, modificación y/o ampliación de una instalación dentro del ámbito de seguridad industrial, ya sea dentro del ámbito industrial (alta tensión, equipos a presión, aparatos elevadores, grúas, aparatos que utilizan gas como combustible, instalaciones frigoríficas, instalaciones petrolíferas, instalaciones eléctricas de alta y baja tensión, etc…) o del ámbito doméstico (instalaciones eléctricas, climatización y eficiencia energética, ascensores, etc…).

Beneficios para el Destinatario de los Servicios

  • Contratar con prestadores de servicios con certificado de calidad y con todas las garantías del cumplimiento de las obligaciones legales: medios adecuados, habilitaciones, seguros de responsabilidad,...
  • Acceso a toda la información sobre los prestadores por vía informática, así como las garantías de servicio y las obligaciones en materia de reclamaciones y su tramitación online.
  • Posibilidad de elegir entre prestadores de servicios de alta calidad a precios más competitivos.
  • Rapidez y menos trámites.
  • Avisos de próximas inspecciones, revisiones y sistemas de alertas.

Beneficios para el Prestador del Servicios

  • Avanzar hacia la máxima eficiencia en el trabajo.
  • Alcanzar un alto grado de satisfacción de los clientes.
  • Participación en proyectos interdisciplinares.
  • Posibilidad de entrar en nuevos mercados con alto nivel de calidad.
  • Tramitaciones guiadas. Mejora y simplificación de los procedimientos y tramitaciones. Descarga de trabajos administrativos.
  • Adoptar sistemas de gestión de calidad con dirección y asistencia especializada que establecerá un plus diferencial frente a la competencia.
  • El aseguramiento previo de la calidad de los servicios prestados reducirá indirectamente la acción inspectora y los costes que esta supone.
  • Posibilidad de avanzar hacia un mercado electrónico de servicios industriales como un nuevo canal de internacionalización de las empresas.
  • Disponer de información y documentación actualizada y personalizada de la normativa autonómica, estatal y europea. Grandes posibilidades de trabajar en red networking, red de contactos profesionales.

Beneficios para la Administración

  • AESSIA colabora con la administración en el impulso y regulación de instrumentos de control para el aseguramiento de la calidad de los servicios prestados por los agentes del sistema de la seguridad industrial que de forma voluntaria están integrados en la misma.

La Ley 17/2009, de 23 de noviembre, sobre el libre acceso a las actividades de servicios y su ejercicio, ha suprimido las barreras y reducido las trabas para el acceso a las actividades de servicios de las empresas que se establezcan en España, o que establecidas en cualquier otro Estado miembro de la Unión Europea, deseen realizar su actividad en régimen de libre prestación en territorio español.

La adopción de medidas para el fomento de la calidad en los servicios prestados, de manera voluntaria, es nuestra razón de ser. Bajo esta premisa nace AESSIA el 2 de julio de 2014.

Los miembros adheridos, socios de AESSIA disponemos de una ventanilla única electrónica que facilitará la simplificación de los trámites administrativos, tanto para obtener información y formación sobre la adopción de códigos de conducta y cartas de calidad para la certificación voluntaria de la calidad, como para la realización de los trámites reglamentarios para la puesta en servicio de las instalaciones en las que participen.

Damos cumplimiento efectivo a las obligaciones de los prestadores respecto a la información que deben proveer a los destinatarios de sus servicios y en materia de reclamaciones.

Proyectistas o directores de obra, empresas instaladoras o mantenedoras, Organismos de control habilitados, fabricantes, entre otros, así como la Administración autonómica.